Sin pájaros ni madreselvas

el

Leticia Luna

A Benjamín Anaya

Pasaré por tu calle como por tu cuerpo
con un poema desnudo de toda enciclopedia.

Quien soy yo para nombrar tu claridad
en un amanecer que se sonroja
boca de mirlo con sed y sin abrigo.

Para ti no tengo coartada, ni gloria, ni infinito
no tengo amaneceres, sin pájaros, ni madreselvas
no tengo avestruces en cuyo vientre acurrucarte.

Para ti no hay espinas, ni aduanas, ni soldados
no hay sombras, ni famas, ni gorriones
no hay púas, ni codornices en el estómago del día
para ti sólo tengo mi vocación de gaviota triste
mi vuelo y voluntad de arena.

HACIA TU ARENA REMO

A José Gorostiza

Un mar de ondulante y sórdido es llama
de un naufragio
Tu fotografía instantánea queda atrás
entre el infinito polvo que flota a través
de la ventana.

En el aire una barca rema hacia la arena
de tus versos
Tu costilla se hace costa y tus ojos se vuelven
pequeños oasis melancólicos.

LA LUNA ES UN GRAFITTI SOBRE LA CIUDAD

Cuando no hay canícula
sino lluvia
la luna esta fuera de nosotros.

Con el beso de la luna retorno a un cuerpo
– que como a Marge Piercy –
le gustaría quitarse el sexo
y dejarlo guardado
en el armario.

Cuando en la canícula
los insectos arden
Sucede que me canso
de aullar los deseos.

Entre la carroña que encuentro
al atravesar la …

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s