Siete secretos para combatir el estrés

el

Daniel Pulido. 1- Tome unas tijeras de cortar papel, ábrase el estómago con delicadeza y en silencio. Con una pinza fina retire, una por una, las falsas promesas que le han hecho tragar los políticos durante toda su vida.

2- Desnúdese y salga de madrugada a un lugar abierto. Párese firme, extienda los brazos en cruz mientras respira profundamente. Una vez relajado/a abra las mandíbulas dejando caer, lo más que pueda, el maxilar inferior hacia el piso. Introduzca su mano entre la boca, tome su lengua de raíz y hale vigorosamente hasta que asomen las primeras tripitas del cerebro. Grite entonces con ganas, con rabia. Así podrá observar cómo salen volando, una a una, todas sus ilusiones perdidas.

3- Prepare una fogata con Cupidos muertos y resecos. Despójese totalmente de su vestimenta. Una vez formado un arco con el cuerpo flexionado hacia atrás, abra una especie de bolsillo por el segundo espacio intercostal derecho (puede usar para ello una cuchillita Gillette de acero inoxidable). Empuñe un botón de rosa roja con su mano izquierda e introduzca su tallo, recto y fino, hasta tocarse el corazón. Pínchelo suavemente, de tal modo que unas cuantas gotas de sangre mojen la punta verde de las espinas. Después extraiga el tallo (en el cual con toda seguridad se ha enredado su alma enamorada) y arrójelo al fuego.

No cierre totalmente el bolsillo intercostal, es mejor ponerle un par de botones. Así tendrá la posibilidad de enamorarse y olvidar cuantas veces le venga en gana.

4- Si es usted del sexo masculino, consiga un murciélago vampiro vivo y arránquele las orejas. Desinféctelas y cósalas meticulosamente a ambos lados de sus genitales. Mastúrbese o busque al menos una cópula carnal. No hay ninguna criatura en este mundo que no grite de placer ante el concierto ofrecido por los espermatozoides fuera de sí, cantando y corriendo desbocados por el conducto seminal. Y usted lo podrá gozar con toda nitidez gracias a la sensibilidad de las orejas de murciélago.

5- Si es usted mujer, busque en su almanaque la fecha exacta del próximo menguante. Esa noche ubíquese en el centro de un círculo violeta trazado sobre la tierra. Adhiérale a su cuerpo desnudo 21 gargantas de gata salvaje, delineando con ellas un triángulo invertido cuyos vértices sean sus pezones y su monte de Venus. Acuéstese boca arriba, piernas y brazos separados. Blasfeme y escupa hacia arriba siete veces o más, siempre impar, hasta que las gargantas de gato comiencen a maullar. Así podrá percibir cómo sus fantasmas escapan en desbandada amparados por la oscuridad.

6- Antes de ir a su oficina o taller, hágase un recio torniquete en la cintura. Seguidamente párese de cabeza sobre una bandeja de porcelana. Con una cuchara de plata remuévase cuidadosamente los globos oculares y déjelos resbalar sobre la bandeja. Después de tres horas y media usted podrá sentir que los intestinos le han bajado a la cabeza comenzando a salir lentamente por las cuencas de los ojos. Igualmente sentirá el corazón palpitándole en la boca. Entonces con el dedo índice izquierdo oprima el “play” de su grabadora (previamente preparada y colocada cerca de la bandeja). Escuchará “Imagine”, de John Lennon, sonando como nunca antes.

Justo al terminar la melodía déjese caer boca arriba, deshaga el torniquete, coloque los ojos en el lugar acostumbrado, vístase y salga lleno de energía a cumplir con sus obligaciones laborales.

7- Siga al pie de la letra estas instrucciones, haga treinta copias de las mismas y distribúyalas entre igual número de personas. Ifigenia Pérez lo hizo y fue ascendida de cargo en su empresa. Leoncio Martínez lo hizo y ahora es dueño de su propia fábrica. Antonio Morales cumplió con todos los pasos y se ganó el premio mayor de la lotería. Doña Hortensia Romero cumplió y su tumor maligno desapareció. Paola Talavera siguió las instrucciones y pudo obtener visa para viajar a los Estados Unidos. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, amén.

Daniel Pulido (Bogotá 1956). Nacionalizado nicaragüense en 1984. Pintor. Ha publicado “Cronicas para la edad del hombre” (2002) . Primer lugar en los Juegos Florales Centroamericanos en cuento en 2000.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Fernando dice:

    Ve hombre, tu si que estas de mente, en lugar de recomendar tratamiento para el stress deverias de irte al centro psiquiatrico mas cercano, pero ve de emergencia, te lo recomiendo man, te urge en serio te lo digo.

    Suerte en el Psiquiatrico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s