Oscar Navarrete en Blanco y Negro

el

Por Marta Leonor González. Las fiestas patronales de Santo Domingo de Guzmán, en Managua, son fotografiadas en blanco y negro por Oscar Navarrete, al igual que a los niños sobrevivientes del deslave del cerro Musún, en Río Blanco, que esperan por alimentos.

Una cadena de historia qué apreciar sobre la vida de los nicaragüenses es expuesta en 50 fotografías, en una de las salas del Palacio Nacional de la Cultura hasta el sábado 31 de mayo.

Similar a la fotografía del niño pasajero que se asoma por la ventana de un bus, esperando viajar a su casa, Oscar Navarrete se asoma a los momentos que trascienden en la humanidad de niños, viejos y jóvenes, en una serie que ha nombrado Entre luces y sombras.

Fotografías que, según él, son un homenaje a la imagen en blanco y negro, por sus propios encantos. “Nos ofrece la posibilidad de experimentar, aprender. Su pureza, su estela de grises, sus medios tonos, todos ellos nos invaden de una nostalgia que los tiempos modernos y la era de la digitalización ya no nos permite disfrutar”.

INSPIRADA EN LOS GRANDES

Al mismo tiempo, asegura que su exposición viene de la necesidad de revivir los últimos cuatro años de esfuerzo. Y de los recuerdos de cuando inició haciendo fotos en blanco y negro hace 24 años, cuando descubrió sus habilidades a través de una cámara Zenith y la magia del cuarto oscuro, que le permitió experimentar e imprimir sus propias imágenes utilizando una marginadora, un enfocador de grano y papel fotográfico.

Agrega que la exposición Entre luces y sombras está influenciada e inspirada por los grandes maestros del retrato en blanco y negro, Henri Cartier Bresson, Robert Capa y Eugene Smith.

Otro elemento que enriquece esta muestra, es la habilidad que Navarrete sostiene, a lo largo de las 50 fotos, de rescatar situaciones históricas, como los jóvenes indígenas miskitos que padecen el mal de Grisi Siknis, en una comunidad sobre las riberas del río Coco; las trifulcas entre antimotines y protestantes, el sublime beso de una madre a su hija, o las estilizadas balletistas que danzan.

Imágenes que además de ser fotos documentales transmiten un excelente manejo de luces y sombras, y son llevadas a un plano artístico.

La exposición fue presentada el pasado jueves por el escritor Juan Sobalvarro, quien habló de la estética de la fotografía y su trascendencia en el plano gráfico; Rodrigo González, representante del Instituto Nicaragüense de Cultura, y la fotógrafa Heidy Salazar, productora de la muestra.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Eida Aguilar dice:

    Me siento orgullosa de que existen buenos y muy profesionales fotografos
    como el Sr oscar navarrete y gracias por tratar de exibir tus maravillosas fotos
    en blanco y negro ya que mucha gente se ha olvidado de lo bonito que es el
    blanco y negro y que orgullosa me siento al tener al mejor fotografo en mi
    familia gracias por poner en alto el nombre Nicaragua.

  2. yasir dice:

    Me siento complacido de conocerlo además de haber trabajado por muchos años
    con el, sigue adelante amigo y como siempre admiro tu trabajo.
    saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s