Narrativa. Suicidio

Por Cristina Castillo Martínez. Acabo de matar a un hombre. No sé cómo lo he hecho, ni sé si me ha costado. Lo único cierto es que él, ahora, yace ante mí, sin nombre, sin una historia que contar.

Quizá algún vecino haya escuchado los gritos que yo no escuché y alarmado haya avisado a la policía, que estará al venir. En unos minutos vendrán a por mí. Me preguntarán por lo sucedido y, sin poder aguantar mi silencio, me esposarán y me conducirán a la comisaría más cercana. Alguien elaborará un informe –lo más detallado posible– sobre la causa de tan atroz homicidio, e intentarán reconstruir mi modus operandi; ese que ni yo mismo consigo recordar, porque mis manos y mi mente están limpias.

Lo sé. Los próximos años (todos mis años) los pasaré en prisión, porque todos los indicios, al igual que todas las miradas, apuntan hacia mí. No habrá rincón del mundo en el que no hallen mis huellas, ni habrá arma, por extraña que sea, que no se amolde a mis manos.

Los insultos se arrojarán sin piedad contra mi nombre y caerán hechos añicos ante mis pies inertes. Seré el homicida a los ojos del mundo, el gran pecador a los ojos del dios. Y me exigirán eterno arrepentimiento. Y mi foto, desvanecida en la miseria, será eternamente recordada. Nada quedará anterior a ese día.

Y nadie se apiadará de mí. Nadie comprenderá que el único muerto aquel día fui yo.

Pintura: Muerte de Marat

Anuncios

7 Comentarios Agrega el tuyo

  1. joaquinillo dice:

    Un texto corto que te transporta al momento de duda, de culpabilidad y con un final esperado porque titulaste “suicidio”, pero rompiendo con todo el inicio y dándole la oportunidad a uno de leerlo de nuevo bajo la óptica moral de la autoinmolación.

  2. Roberto González dice:

    Me gusta este cuento, por liberador y por qué logro matar al sujeto, y sobre todo por la sopresa que nos permite el final. Felicidades. Esta página me gusta mucho, sigan así adelante 400 Elefantes.

  3. Raúl Martínez O. dice:

    Gracias por este bello relato, sencible. Gusta mucho. Lo celebro desde la música.

  4. Lourdes Marenco dice:

    Felicidades por ese hermoso, loco cuento. Que imaginación, eh. Me gusta la página y además la bella pintura.

  5. Arnulfo Agüero dice:

    Reflexión critica,, interrogante del dilema histórico del suicidio, cuestionado por unos, condenados por otros, paradógicamente bendecido por unos en situación extrema, sigue siendo un tema de atracción tanto para las artes, como la literatura, el cine y la ficción , por su acción, quen si bien parte de la realidad entra a los escenarios de las controversias especulativas. Ahora bien, tratarlo en pocas palabras, en la rama del cuento, me parece, talentoso, y su cierre y enfoque hasta cierto punto de ironía y juego, ilustrado magnificamente con una pintura de Marat. Muy acertado..

  6. Nydia Palacios Vivas dice:

    Nydia Plaacuios Vivas, 18 de noviembre del 2008: : Hermoso ejemplo de la narrativa corta o mini-cuento. El final es inesperado y nos mantiene en suspenso como todo buen cuento. El suicida, no explica la causa de su inmolación, no se despeja la duda, lo que lo convierte en un cuento extraño (uncanny) según la teoría del cuento fantástico de Todorov. Aunque no es exactamente un cuento maravilloso o estrictamente fantástico, no se despeja la duda, lo que entra en la categoría del cuento definido como extraño por el teórico rumano, nacionalizado francés, quinn acaba de recibir el premio español “Príncipe de Asturias”. Felicito a la autora, a quien conocí en León.

  7. topogenario dice:

    El final NO es inesperado. El título es “Suicidio”. Está muy bueno el desdoble estético del narrador de su propio cuerpo: ése que está allí, matado, ya no es el “yo”, que lo maté. También está bueno el juego de la ambivalencia: la mente limpia será vista como pecadora por ene ojos ajenos. Reconocí dos momentos con sabores geniales: “No habrá rincón en el mundo en que no hallen mis huellas”; “Nada quedará anterior a ese día”. Ahora, el remate final (la ‘forma’ de revelar lo anticipado en el título) , dada la calidad del texto que lo antecede, me pareció insulso y llanamente mediocre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s