En el closet de la culpa

el

Por  Diana Dimitrova Katzeva

La poesía me ve de reojo
en mi día tropezando ignorada.
(Yo no quiero ver ni sentir nada.)
Comiéndome las uñas –
mordisqueo la ansiedad por el costado –
metida en el closet más solidario
de la culpa. A oscuras, muda,
musitando los pro- y los contra-
más una lista larga de razones
para seguir en las oscuras,
solitaria. ¡A salvo de la culpa,
siendo yo tan propensa a los errores!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s