Testigo de un 5 de julio

el

Por Fabricio Estrada

Yo vi el sol
lo vi de frente
y los puntos que brotaban en mis pupilas
eran personas, vivientes,
miles, centenas de miles
no era la ceguera irrumpiendo con sus lanzas
no eran los pájaros que deslumbrados
se van a pique sobre mares inciertos,
eran personas, vivientes,
miles, centenas de miles,
y no cargaban una estrella sobre sus hombros
y no flotaban dispersas al cerrar los ojos…
Nadie me podrá decir
que fueron olas o margaritas de un inmenso campo,
eran personas
y por miles palpamos la vida,
en medio de las balas
le descubrimos su carne
lloramos de tanto ojo abierto
de tanto tiempo en sueños
por tantos
reconociéndonos
en medio del gran desierto.

F.E.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s