Huella

el

Por Horacio Peña

Toco

la huella de una mano

pintada en la pared de la cueva.

Todavía

veo, siento

-al tocarla-

esa otra mano

-cálida, viva-

El hombre

que deja la huella en su mano

-oración y magia-

pintada en la pared de la cueva,

y yo

que pongo

sobrepongo mi mano

en la huella de su mano,

somos el mismo hombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s