DESOLACIÓN, un cuento de David Róbinson

A Leticia

La Muerte recorría el planeta admirando su obra y poder, sin embargo le sobresaltó el hecho de siempre hallar Vida a su paso. Por eso decidió buscar un lugar donde sólo ella reinase. Buscó por glaciares, mares, desiertos y montañas. Intentaba destruir todo ser pero luego se convencía de no tener suficiente fuerza.

Prosiguió hasta que al fin encontró esa oquedad que tanto anhelaba: un sitio donde la brisa contemplaba sus muñecas sangrantes por el filo de los grilletes y el frío curtía la piel del sol. Ese agreste lugar fue tan estéril que la Muerte impresionada cayó en cuenta que en medio de aquella sublime desolación, ella estaba viva…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s