[de Escalera de Mano, Apagaluz,]

el

Por Gabriel Chávez Casazola

Hubiera preferido cantar blues en cualquier pequeño sitio lleno de humo,
en vez de pasarme las noches de mi vida escarbando en el lenguaje como una loca.

A. Pizarnik

1

En el principio fue la palabra

dicha
y la escritura se hizo

La hizo
[la hace]
un náugrafo
exasperado

Un melogramático
buscando
siempre
desa[r]mar las palabras

Quitarles las sandalias
apenas eso
para que puedan caminar

descalzas

6

Hace frío y no quieres escribir esta frase
Es que
La cosa comienza a resonar y
No hay de qué echar mano
Ninguna semilla podrá aplacar tu semoviente
Ira
Ni tostada ni fumada ni
Bajo destilación
Es mejor estar claros
Quisieras acostarte pero
En el caracol
Algo rechina y vibra

No tienes otro remedio que echarte sobre los pies una manta
De esas a cuadritos
Escribir no más esta frase

Y ponerte tu también a rechinar.

7

Para escalar
a lo indecible
como un albañil has de subir primero
peldaño tras peldaño
el balde de lo dicho

Y aunque nunca te acerques
a la cima

En el momento justo
has de vaciar
el balde

y es preciso además

renunciar a la escala.

[The ultimate to talk
It’s the impotence to tell.

Así escribió Emily, la que sabía
de las fronteras del jardín

y de esos anchos senderos
-no recorridos por ella-

que más allí se abrían]

Gabriel Chávez Casazola [1972] es escritor, periodista y gestor cultural boliviano. En poesía tiene publicados los libros Lugar Común [Apagaluz, 1999] y Escalera de Mano [Apagaluz, 2003]. Poemas suyos se encuentran recogidos en suplementos, revistas literarias y antologías.

En otros géneros ha publicado La apuesta de Odisea y otros ensayos [Agua del Inisterio, 2000] y cuentos en revistas como Correveidile y Medusa de fuego.

Es Editor de la Historia de la Cultura Boliviana del Siglo XX – Vol. 1: La Música [Agua del Inisterio 2005], y asimismo ha cuidado la reedición anotada de varias obras de autores clásicos bolivianos para este mismo sello editorial.

Condujo el Taller de Poesía de la Universidad Andina ‘Simón Bolívar’ entre 1999 y 2004, y fue docente invitado de Literatura Latinoamericana en la Universidad de San Francisco Xavier.
Dirigió durante tres años el suplemento literario Puño y Letra de la Capital boliviana y ha sido editor de periódicos nacionales como La Prensa, Última Hora y Correo del Sur.

Como gestor cultural, dirigió el Festival Internacional de la Cultura y organizó numerosos eventos literarios, historiográficos y artísticos en la ciudad de Sucre, entre 1999 y 2005, recibiendo la Medalla al Mérito Cultural que otorga el Estado boliviano, el 16 de enero de 2006.

Actualmente colabora con el semanario Pulso, realiza ediciones para Fundación Cultural ‘La Plata’ y otras de manera independiente, dedicando la mayor parte de su tiempo a la literatura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s