No, el béisbol no sólo consiste en bien bienrobar las bases

el

Vladimir Baiza

Snoopy conecta un hit,
mientras Lynus enreda su vista en la mantita,
corre Charlie Brown al límite del comic,
olvidándose del juego, preguntándose el sentido del brillo
del diamante entre la arena.

El lápiz del autor se turba, detiene el tiempo,
pasan inviernos e ideogramas musicales,
y le concede el lapsus,
toda la creación del mundo
que cabe
en la punta de un grafito.

HACHUELA DE PIEDRA, SUEÑAS

(INVENTARIO GUZILANDES)

I
Mi vida, es un guijarro,
rodando hacia la luz de los venablos y las peñas.
La llama, el aroma oculto de las rosas de montaña,
se moja y pudre
en las turberas desoladas,
detrita el sueño de las diosas y los renos,
humifica el polen
de tus insomnes noches
sin retazos, ni reproches.

II
No tengo collar de cuentas, ¿qué ofrecerte?
no tengo sal, ni vides salvajes en los montes,
esperanza neolítica y aguas azufradas,
mis pútridos tesoros.

No hay mantas, solo arenas rojas,
cascajos grises y salobres.

III
No cabe un triste, bicefálico corazón,
para tus noches.
No cabe ya en el pecho, un espumarajo,
un edicto del poderoso rey de los estegosaurios,
surtidores de venas en los caminos estrechos,
no cabe un aroma de luceros,
entre estrellas de Altamira,
agujas de hueso y fibras de petates incoloros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s