Del agua y de la historia

Pintura de Augusto Silva

Por Carlos Castro Jo

En el principio era el agua
como una gran culebra
reptando hacia el amanecer de la tortuga;
agua que ellos fueron nombrando
esto se llama Wangki,
esto pyuta, esto kâbu,
la tortuga, lih.

En el principio era la montaña
llena de dantos y venados,
de caobas y ceibas,
que ellos fueron nombrando.
este se llama sula, esto tilba,
esto twi, esto yulu.
Al pájaro lo nombraron pyâwira.
En el principio fue el verbo
porque nombrar es poseer.
En el principio era Mískut,
solo con su gente
pescando, cazando dantos y tortugas
y bebiendo sihkro.

En el principio
toda la Taguzgalpa, toda la Tulugalpa,
era la tierra de los mískitus,
y toda la música de su lengua era suya,
al principio.

El principio era mayangna, nosotros,
los que vienen de Kaun’ápa, la montaña de los ombligos.
Nosotros, hijos de los dioses,
del gran padre Maisahana
y de Ituána, madre diosa, diosa madre.
Los que los llamaron sumus
querían dominarlos
pero a ellos no los dominan,
ellos no se corren,
no se vienen a menos.
Ellos se fueron por los ríos
y comenzaron a poblarlos
y a nombrarlo todo,
este se llama Musawás,
este Iyás, allá Karawala.
Los mayangnas son los hijos de los dioses,
los primeros pobladores.

El principio era rama.
Los ramas se fueron al norte
sin detenerse
hasta hallar un lugar
para cazar warí en rama,
para plantar cacao en rama,
para pescar róbalos en rama,
para cocinar banano en rama,
para sacar el carbón del almendro en rama,
para echar sus velas en rama
sobre Punta Gorda y Torswani,
sobre Dokuno y Kukra River,
sobre una bahía
que navega hacia su propia isla:
Rama Cay.
Después vinieron los españoles.
Colón vino
a acariciarle la espalda a la costa,
a darle Gracias a Dios,
a beber chocolate,
a buscar un estrecho dudoso.
Con los españoles vino la cruz y la espada
a destruir una estirpe y a plantar la censura,
la bota -la bestia y el hombre confundibles-,
a destruir la libertad que tiene su asiento
en los vientos del Caribe,
en las aguas de los ríos.
Detrás de Colón vino el nombramiento
esto se llama Veragua,
este mosquito, ese zambo,
ese indio,
ese Río Coco,
porque nombrar es poseer,
poseer es dominar.

Después vinieron los ingleses
a abrirle el costado a los españoles
con su comercio, con sus armas de fuego,
con su ciencia, con sus ganas
de dejar sus genes sobre los suampos,
con su lengua de barrio pobre londinense
vinieron.

Con ellos y sin ellos,
el África llegó en barcos.
A trabajar llegó,
con sus cuerpos fuertes,
con su danza,
con su canción llegó.
llegó a bailar el tululu pass unda
an’ ova
y tum tum
tum tum.
Llegó a poblar las islas,
los manglares,
a poblar las lagunas
de pan de coco y patí,
de rice and bean,
yum yum,
de palo de mayo,
tum tum,
a mezclarse llegó
y siendo uno,
un solo cuerpo fuerte
bello y brioso
tum tum
yum yum
tum tum
y una mente
en dos lenguas,
en dos historias,
viviendo dos culturas diferentes
pescando, trabajando en los muelles,
hablando inglés, comprando en español,
escribiendo poesías y canciones,
haciendo cocteles de ostiones,
cocinando aleta de tortuga
para el shiqui-shaque.

Del África vino Anancy.
Llegó con su astucia, con su sarcasmo,
con su África llegó a Old Bank
y se plantó en King Street
y salieron los Hodgson, los Taylor, los Hooker, los Jackson,
para ser el comienzo
de estos campos verdes, azules.
Greenfields, Bluefields.

Avanzando desde el Orinoco y San Vicente,
de sur a norte
de norte a sur
vinieron los garífunas
escapándose de la esclavitud,
de los barcos fantasmas,
buscando la cultura, la cususa,
la laguna calma para celebrar el wallagallo,
la tierra propia propicia
para sembrar el dashín, el arroz,
para pescar en una laguna propia,
propicia.

El principio era de otros
de kukras, chontales y matagalpas
que esparcieron sus nombres
sobre los ríos, sobre los cerros,
sobre las lagunas, sobre las islas.
De ellos quedan los nombres
sobre el paisaje
porque sobrevivir es ser recordado
en nombre.

Un día un Zelaya fiero
que codiciaba todo esto
entró, como el ladrón,
a medianoche.
Su llegada fue el principio de Babylon:
más impuestos, menos yapti tasba,
más pobreza, menos soul,
más explotación, menos bosawás
más racismo, menos rama.

Zelaya vino a pacificarte
pero ya estabas ahí,
con algo de Chibcha,
con algo de Jamaica,
con algo de Inglaterra,
con algo de África.
Zelaya entonces regaló la costa
en lotes a sus amigos.
Este pedazo para Dolores Gámez,
este para Estrada, este para Cabezas,
y nombró tierras y repartió nombres:
a la anexión la llamó reincorporación,
a Bilwi Cabezas,
a todo el territorio Zelaya.
Porque nombrar es poseer,
repartir es dominar.

Eso hicieron Zelaya y su banda de secuaces.
Pero ya había historia, otra historia.
Érase una vez un rey nombrado
autono-mbrado
y unos bosques de caoba y de pino
y unas minas de oro
y unas plantaciones de banano
y un mar de camarones y langostas.

Éranse días de benques,
de tucas navegando el Río Grande,
días de bananales
a la orilla del Río Escondido.
Once upon a time
There was a company time.
Había de todo en los comisariatos.
había harina y comida enlatada,
pero la riqueza se fue del pais
y el dinero a los comisariatos.

A pesar de que había mucho de otras partes
también había wabul, pejibaye, rondón,
tortuga, quequisque,
para la repartición pana pana
en la comunidad.
Zelaya no pudo pacificarte.

Y esa es la historia de lo que somos.
¡Quién pudiera tener tanto marisco,
tanto bosque, tanto oro,
para nada, para otros!
Ahora Bluefields, Bilwi, Ramacay.

Ahora Sandy Bay, Kara, Karawala.

Ahora Bilwaskarma, la Cruz de Río Grande, el Tortuguero,

Bismuna, Waspam, Pearl Lagoon, Orinoco, Corn Island.

Ahora son pueblos a la deriva.

pero el carnaval vive

y la gente goza su herencia múltiple

multi, multigente,

su mayaya la sin ki,

su wallagallo,

su mukus, su siwi,

su Ramacay,

su sirpirki mairin,

su Bahía de Bluefields, puertecita del mar,

sus luchas históricas

de pueblos de agua

al centro de la historia.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. “Porque nombrar es poseer,
    repartir es dominar.” Muy bonito 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s