Poesía de un niño de tres años

Marvin Úbeda

La mujer sin cabeza
El hombre sin cabeza
El niño sin cabeza
Los temores sin cabeza
Matemos a la mujer sin cabeza
¿Quién le cortó la cabeza al hombre sin cabeza?
¿Dónde está la cabeza de ese hombre?
¿Dónde está la mujer sin cabeza?
¿Quién se las cortó?
Me dicen que el hombre sin cabeza me lleva
Uuuuy no es verdad
Porque no me puede ver
si no tiene cabeza no tiene ojos
no tiene boca no sabrá donde estoy
No es verdad que me llevará
el hombre sin cabeza la mujer sin cabeza
no me conocen y el niño sin cabeza apenas gatea
y no dice ni un aguu.

Silencio de un loco

Marvin Úbeda

El loco que camina por el playón
y tira piedras al furioso wanki;
el que condena las fugaces estrellas
a sus deseos;
el que baila frente a los pipantes
y tararea la canción que conoces;
el que nunca te pierde de vista
y recurre a la magia barata de sus demonios,
que amando tus debilidades
las ha convertido en su propia muerte:
Ese loco soy yo.

¿Qué harán tus ojos?

Marvin Úbeda

¿Qué harán tus ojos
ante la madrugada gris
y las noches de ausencia?
¿Se caerán tus pestañas de llantos
al recordar la despedida primera
o de tanta espera del azul?
Tus crepúsculos estarán llenos de costumbres,
una rugosa agonía los colmarán.
La tarde tendrá una triste mirada,
será azul cuando muera la hora,
cuando ya no sean arrogantes
sus ojos negros.
¿Qué harán tus ojos, los de él?
Quizá busquen exilio en las lágrimas,
quizá busquen congelar sus labios
al besarse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s