Los círculos de Dante

divina_comedia
Tres artistas chinos, Dudu, Li Tiezi y Zhang An, han reflejado en un gran mural de 13 metros cuadrados una especie de resumen de la historia contemporánea de la humanidad: 103 personajes conforman la obra ‘Discutiendo la Divina Comedia con Dante’.

Javier Arana

Dante es una colección de poesías, publicada recientemente por el poeta salvadoreño Luis Alvarenga (San Salvador, 1969). Alvarenga figura en las voces más representativas de su país. Ha destacado como ferviente investigador de sus contextos literarios y políticos, y también como compilador de obras poéticas y narrativas de autores salvadoreños. Una honda fascinación por el pasado, quizá la búsqueda del sentido al presente, lo exhorta a continuar excavando en la historia.

En las piezas que integran el poemario Dante , Luis Alvarenga, sustrae la metáfora de los infiernos circulares de La Divina Comedia y se propone acompañar y asimilar las apreciaciones entre Dante y Virgilio en su funesto periplo. Asimismo, Alvarenga busca a la misma figura mítica de Beatriz; con otro nombre, de otra sustancia.

No obstante, lejos deja los infiernos y paraísos de Dante Alighieri. Con inteligencia, con sentido poético, él se inventa los suyos.

Ensaya un lenguaje que va desplegando simbolismos cada vez más complejos y a la vez diáfanos, que buscan la verdad en cada cosa. Hay detrás de las palabras, una imagen, no signos arbitrarios, que saltan a la vista (se pueden ver los “salados guijarros mascullados por el mar”, XXVI).

Alvarenga se sabe un constructor de vívidas formas y animaciones que corren con la digna peligrosidad de calar en uno. En más de alguna ocasión revela versos que retumban por su inteligencia y belleza. En el poema VIII canta: “Temer que mis dedos amanezcan incapaces de acariciar tu hendida piel”.

En otros, en el poema XXI, delira y se escancia con la embriaguez del vino: “El ojo sediento que vierte lágrimas, licor de sueños”. Agudos versos, palabras hermosamente manufacturadas.

Los verdaderos infiernos personales son los que bucean cada vez más en las insondables oscuras aguas de sus propios recuerdos. Y el lenguaje, como herramienta feroz, legítima, es el mayor escudriñador de estos retorcimientos del alma. En el poema VIII, la siempre flor de Wells o de Coleridge, fulgura en derredor: “Que alguien le dé una flor cuando caiga en el cieno”.

Figuran también la elaboración de imaginaciones gratas, llenas de perplejidades: “Las amapolas que perfuman la celda de las meditaciones”, Estrellas de Mar ).

En treinta años aboga a la falsa frase incoherente que perfectamente comunica la emoción, el deseo: “Cumples años cada vez que la lluvia acaricia mi espalda”.

Este pequeño volumen de sinceras y socorridas penas, de abismos brillantes y de consuelos placenteros, es una larga ensoñación de magia y de intensas alegorías, que, configurado a manera de viaje, es una marcha que no cesará.

Se encuentra al final una especie de redención: “Yo, con ser este barro que canta, puedo ver los astros y ser feliz hasta cuando las olas se llevan mi rostro… XXVIII ”.

Nos deja, este autor, una noble y grata ejecución de una poesía personal que indaga en las siempre confusas aguas de la condición humana. Los mismos misterios que han aterrado a Dante, están aquí presentes. Actualizados, listos para ser tratados con nuevas fuerzas. Fuerzas estéticas, civiles.

El catálogo de infiernos, abismos, pequeños paraísos, que nos deja Alvarenga, son, además de íntimos, completamente universales. Y todo el fulgor de su aspereza, toda la fría soledad de la cual son parte, han sido vividas por todos los humanos, siglos tras siglo, infinitamente.

El deber de un poeta es renovar las temáticas, las materias poéticas; transfigurarlas a su parecer, a su condición contemporánea, transmitir sensaciones de antaño y nuevas que estremezcan, que sobrecojan nuestro insaciable gusto, ese es su mérito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s