Yo MaS a Yo MaS a

Miguel Abarca 9
Obra de Miguel Ángel Abarca.

Diana Vallejo

Y ando esas calles con la nube de cansancio en la boca
con los tropiezos en esas lunas profundas
repletas de hijos, dolores, protestas,
hoy más insondables…

Al paso
veo esas espinas de ramas fusil
poniendo rosas rojas al cuerpo vivo y total…

Así la piel de la ciudad se carboniza
en ese azar tóxico de farsas…
no hay más rozo cocodrilos, el pantano se secó…!

Y yo masa anónima,
deterioro mis suelas, mi peso, mi vida
para quitarme la paciencia y dejarlos atrás…

Te cuelgo mis mendrugos de oro
Mis abrigos de cartón periódico
Te dejo a los pies los sollozos funerarios
Los besos no depositados por falta de familia…

Les dejo mi cáscara aterida de invierno
Y empapada de lodo en ese edredón caliente
que abrigará tu no alma…

Y a tus hijos e hijas les devuelvo los juguetes de chapas
Las barbies sin ojos y esos amigos de patadas y puños
del fondo del vertedero.

Ya no quiero deambular
ni ser mercancía de tus hoteles
y boquitas de caviar…déjame en paz…

Y yo masa de país…
de mujeres, de viejos, de hijos y de ustedes malparidos
que soy completa e inconclusa
Te prohíbo la muerte
La idiota política
Y el desdén de tus ínfulas rateras.

Te dejo en ese techo frágil todos mis complejos
pero ya no quiero
tropezar con mi niña miserable y arropada de colitas y sin pan
o con mi niño saltando del asco a la cárcel
olvidando sus juegos y la risa.

Y arriba en mis yemas
Me voy colocando uno a uno
Los trofeos de tus dientes, que ya no me mastican.

Sacudo a mi alegría
de ese filo que adquirió tu culpa
del odio que abanderan sus nombres, sus entrañas vaciadas
esos desprecios frívolos
de sus no memorias…

Pero aquí estoy yo masa
Yo gente de las avenidas
Yo covacha y palo de limón
Yo en las calles
Yo en el fondo de las botellas
Yo en la escuela
Yo en la consciencia
Yo labriego
Yo la chusma curtida de labores
Yo la madre fuerte
Yo la tortilla caliente
Yo el enajenado
Yo masa pasión
Yo corazón común
Yo vida
Te leo la Historia que despega de esos carteles
y me cercioro de las planas
de encontrar que allí regando el campo y el polvo
corren los ríos de mi sangre
bajo el tiro de tus desalmadas gracias

Y reescribo los muertos con el no olvido
Con la caja de luces
Para espantarte sátrapa de mi casa.

Soy todos los nombres los apodos, los sin nacer
total de voluntad, de rebeldía
la voz interrumpida
pero no callada…

y les puedo asegurar
hoy se van…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s