Nación

De compras al atardecer
Pintura de Mauricio Rizo.

Por Luis Duarte

Ya van cayendo las primeras gotas de sangre

sobre las rotondas.

Un cortejo fúnebre recorre las calles

y los cobardes escuchan tras las puertas.

El recuerdo de signos pasados prueba

que es mejor huir.

Las sillas esperan. Las piedras arrastradas

a la profundidad del río.

No hay barricadas en las calles.

Nadie levanta la mano por temor a una bomba.

El sol se sumerge,

se apaga la luz del reflector

y el escenario a oscuras

recibe a los ciegos.

Mujer rubia

Por Luis Duarte

El tiempo congelado

y el frío seco esperan en la acera.

los causes pierden su corriente habitual.

Sobre la mesa vigilan las hojas

y el pétalo amarillo pierde su esperanza.

Sus cabellos, su verde profundo en la mirada,

nada de eso se parece al mundo apagado que toca a la puerta.

Otoño

Por Luis Duarte

Apenas se mueven los castaños en la avenida central

y en el rumor de los autos e idiomas se pierde el tiempo.

De dos en dos caminan las mujeres con sus hijos

mientras esperan pasar el semáforo.

Del otro lado, en mi mundo, la lluvia cae,

los ríos crecen y el campo verde se contrae,

el viento sopla, el huracán viene.

Por la avenida los autos pasan bajo un sol boreal,

el viento apenas sacude las hojas de los árboles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s