SEIS POEMAS DE MÚSICA DE LAS PIEDRAS

Paisajes-de-Mar

Por MARGARITO CUÉLLAR

EL MUNDO SE LLAMÓ JOAQUÍN PASOS

Y se cansó de memorizar kilómetros
de versos truncos.
Tenía 16 años
y a esa edad las cosas envejecen
a ritmo de miedo.
Más parnasos que cantinas
la Nicaragua de entonces.
Entrar ahí
era peor que una caballeriza
o un criadero de cerdos.
Ah, la secta peligrosa de los parnasos/
fotógrafos agrimensores veterinarios
abogansters senadores y diputados periodistas
mendigos parientes de mendigos y casi ningún poeta.
Secretario de protocolo en la ópera bufa del rey,
una noche -tenía 32 años-
decretó: la muerte no existe,
su razón de ser es la vida.
No caminó por el invierno
con una panza grande
y una cadena de oro en el pecho
aunque tenía más condecoraciones
que Somoza y Porfirio Díaz juntos.
Qué época, señores
las corbatas se ahorcaban en silencio
y los autos saludaban con elegancia.

Enero 23 de 2011

BALADA A LAS ESTUDIANTES QUE SE GRADÚAN

¿Aprendieron el ABC del amor compartido?
¿Forjaron cigarros de marihuana
con su maestro de hermenéutica?
¿Qué dice amor de la embriaguez?
Sus medias forman
serpentinas en el piso;
hablan de la fenomenología para el estudio del barroco
del virus de la tristeza de los cítricos
de la tendencia de la lingüística aplicada.
¿Hicieron estrip tis en el cuarto sediento
de un estudiante pobre?
¿Qué les dicen John Keats, Leonard Cohen,
las mañanas de lluvia y Monterrey?
¿Aprendieron el Braille del amor?
No me hablen de cursos intensivos o Gabriela Mistral,
no ahora que las hormigas
estudian la textura de la piel.
Flores de escuela, licenciadas en letras o en historia,
¿y el homogéneo fuego que sucede
en el rincón despierto de algún cine?
¿El diablo del deseo
las persigue en su potro de hierro?
¿Se encomiendan a San Juan de la Cruz?
¿Vuelan los aeroplanos de Huidobro
y las noches de San López Velarde?
Este calor ajeno que nos mata
junio ha de ser en su silbato loco.

POESÍA

Loba chillona
exclusiva edecán de la belleza
rimbaudveloz
apollinagua
mallarluz.

EN EL HOTEL DE LA VIDA TODOS SOMOS EXTRANJEROS

Se quedan solos, gélidos, sin ángel. Sus sábanas oscuras, sus ventanales ciegos, su lámpara desnuda. ¿Qué entienden de la vida un guardia complaciente, la comida sin alma, inquilinos sin patria?
Hablan lenguas extrañas los hoteles. Despiden al viajero con aire de falsa cortesía. Los hoteles y yo no nos llevamos bien.

INSTRUCCIONES PARA EL USO DE LOS RECUERDOS

Los restos del pasado se reúnen

como los desperdicios de la playa.

Enrique Lihn

Recíclalos, pásales las llantas de un auto,
arrójalos por la ventana del avión.
Ofértalos, inaugura una fábrica de collares,
sazónalos con especias del cielo;
colócalos en orden de importancia sobre las vías.
Arráncalos, que se vayan con un poco de piel
-corazón o memoria.
Que se desangren y mueran en la raya,
azules, delirantes, llenos de moscas.
Desrecuérdalos, atígralos y jáulalos,
expúlsalos de tu bestiario,
despójalos de su inoportuna melancolía.
Como las costras,
nada de su exterior vale la pena.

AERÓBIC DE LOS CLONES

A Javier Sicilia

La multitud avanza, yo la sigo.
Los de adelante ven a los de atrás,
los de atrás a la sombra que imitan.
Los ríos desembocan en la gula del mar
dispuesta a masticarnos
a la salud de la serpiente.
Desde Palacio, el instructor de aerobics pide orden,
unidad, simetría.
Sin ritmo no hay país, dice, y gira, salta:
alguien lo sigue, todos imitamos.
La patria, saltimbanquis, requiere clones libres
sobre el adoratorio de tres pistas.
Hay suficientes ritmos
para que nuevas hordas
salven al país con sus pasos.

México, DF,

Nov. 08 de 2009

DIOS, UNA PELOTITA DE GOLF, LOS HOSPITALES Y YO

Dios, una pelota de golf
entre el Monte Hígado y el jardín de mis entrañas.
Tu tarea: dar cuerda al pájaro
que gira el lado transparente del mundo.
Yo, tu conejillo de Indias, soy de tierra
no de fuego como tus ángeles terribles
ni de agua como la alquimia de tus peces.
Sé de ti desde que me enseñaste
a raspar palabras en mi papiro hirviente
cegado por el oro de tu trigo.
Ya un brujo me bañó con incienso
y me hizo bailar al ritmo de un tambor africano;
una lanzadora de agujas chinas hace blanco en mi espalda
los 360 días de la semana.
Me dieron a beber semen de tortuga, veneno de alacrán, hígado de ternera.
La Señorita Quimio cambió mi look
y el Señor Quirófano me busca con desesperación
por las pesadillas del hospital.
Dos monjas, tocan, no sé con qué intención, diariamente a mi puerta,
astro magnánimo, árbol de mi desierto, noche luminosa.
Si mañana llueve o sale el sol, será que recibiste mi fraseo inoportuno.
Sigo nadando. En la otra orilla firmo tu libro de visitas.

Abril 27- 011

Música de las piedras, poesía reunida 1982-2012. Incluye 11 libros, cierra un ciclo. Publican Praxis y Universidad Autónoma de Nuevo León. 430 páginas. 2012. Su autor es el poeta mexicano Margarito Cuéllar. Después de un primer lanzamiento en la Ciudad de México el 06 de marzo y otro en Monterrey el pasado 24 de mayo, Música de las piedras va al lugar de origen de algunos de sus poemas: San Luis Potosí (12 de junio) y entre el 5 y el 12 de agosto viaja a Valparaiso y a Santiago de Chile.
Cuéllar combina la creación literaria con el periodismo y el trabajo editorial. En 2003 obtuvo el Premio de Poesía radio Francia Internacional. Algunos de sus libros son:
Tambores para empezar la fiesta (1992), Poemas para protegerse del sol (2003), Arresto domiciliario (2007); Estas calles de abril/ Saga del inmigrante (2008), Cuaderno para celebrar (2000 y 2012), Pata de perro (2011) y Animalario (2012).
El autor radica en Monterrey, donde es coordinador editorial en la Dirección de Publicaciones de la Universidad Autónoma de Nuevo León, maestro de la Universidad de Monterrey y colaborador del grupo periodístico Milenio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s