Poemas en negro. Leonardo Nin

FTS2140

Mi madre
Leonardo Nin

Era del color de la noche la noche en que a mi madre
se le oscureció el tiempo.
Era del tamaño del tiempo el océano de lágrimas
chorreando en las bodegas de un barco sin mundo.
Era del tamaño del mundo el vientre en que madre en
cadenas parió un continente.
Era del ancho del continente la isla en la que mi
madre enterró sus huesos.
Era del blanco de los huesos la esperanza pálida
de su pelo crespo en mis manos mulatas.

Te deum
Leonardo Nin

Puse un santo de cabeza
en un altar de vudú
tuve un atabal de colores
colgué un fotuto en una cruz.

Yo tube un machete boto
una caña en un ingenio
comí yon-yon con bicuite
me engañó la casa de empeño

Yo hice conjuro, luace
y amarres
prendí amuletos en la cintura
recorrí las curvas ricas
de las prietas con locura.
Yo tuve un hermano de cobre
un primo con piel de brea
una tía casi azul
una sepultura en mi azotea.

Yo tuve un libro robado
una cédula sin nombre,
sudé bloques en edificios
hasta que me hice hombre.

Yo tuve, sé que tuve.
Pero ayer,
entre leyes, prejuicios y argumentos
me lo arrebató la historia…

De: Poemas en negro
Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Leonardo Nin dice:

    ¡Mil gracias por el honor, mi querida poeta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s