Marianela Tortós Albán: “Hablemos de la paz alrededor de esta gota de sangre”

MEDALLA DE AMOR
MARIANELA TORTÓS ALBÁN

“Nosotros los hombres”
*Jorge Debravo

Hablemos de la paz
alrededor de esta gota de sangre
que ningún dios nos regaló.

Que cada parque del mundo
grite las semillas arremolinadas en sus bancos de espera,
que cada sonrisa sea la bandera,
que cada abrazo sea el camino,
que cada mirada compasiva sea el idioma,
que cada asombro sea el surco.

Yo quiero una medalla de amor
recorriendo el ADN
para mí
y para Laura
y para Jose,
para mi barrio con techos de ala,
para mis ojos de ceniza y auroras.

Vamos a limpiar la inaudita gramática
de la tiranía en cada esquina del país de al lado,
de mi país de sueños,
de tu país de ausencias.

Que esta tierra y esta paz
de “Nosotros los hombres”
sea nuestra, nuestra,
como esta sangre infinita del hombre.

LA CASA
MARIANELA TORTÓS ALBÁN

Esta casa
es el mundo enorme
de mis luces.

Estrellas diluidas en mis poros
son las ventanas altísimas
de los silencios en cada planta anochecida.
Y yo voy siendo el polvo
sobre el mueble que finge ser antiguo
pero que se burla de la inocencia
que exudo en cada milagro de mis manos.

No me importa el sueldo inútil
que agota la billetera de los meses;
seguiré amando estas paredes de cuarzo
que se amalgamaron a mis sueños;
seguiré sembrando las hortensias
ayer y siempre en los amaneceres;
porque aquí estoy floreciendo el odio
de todo lo amado y desamado,
como ángeles solitarios de versos,
como criaturas de humo y mudas
de tanto gozo.

¡Que se desplome el techo ocre
porque no importa que el cielo
nos cobije a mí y a mi gata
igual de asustada en los aguaceros!
Ya el frío es parte de cada orilla de la vida.
Ya la calle asusta menos en su vicio de soledades.
Las sombras se mueren en las grietas
del ocaso marino que abusa al horizonte.
Esta casa es mi corazón
volcado al abrazo de las piedras.

Y es que esta casa
es ya la huida de todas las palabras,
la enciclopedia de todos los milagros
de este círculo que me he vuelto
congregando todas las luces
y asombros
y caminos.

Esta casa… esta casa va siendo
mi tropel de mundo
abriendo mis misterios.

IRREVERENCIAS DEL POEMA
MARIANELA TORTÓS ALBÁN

Parto en pedacitos este poema.

Cual hostia de mí misma…
te lo entrego…
resucitada por siempre y para siempre.

Permite a este poema
llenarte y completarte.

Deja a tu universo
descansar en sus palabras
y crezcamos juntos
en su raíz indescifrable.

Yo vivo en él
y ahora vivirás conmigo
desde su sangre por los siglos.

Abre tu vientre, hermano,
vamos a crear juntos el Amor
desde los versos.

DIOS OCULTO
MARIANELA TORTÓS ALBÁN

La poesía no existe.
¡La poesía no existe!
Si existiera,
no sería yo este acopio de fracasos
en cada sonrisa que le invento al día.

Es tan solo el dios siempre oculto
en los universos que amo y presiento
pero solo presiento y amo
sin el desgarro amortiguante del abrazo.

No existe…
corran la voz en las madrugadas
para que ya no se parta en llagas el silencio.

Que lo sepan los jardines,
las luchas, el ojo enamorado,
los gatos, cualquier cristo inerte,
todos, que los sepan todos…
que nadie suponga la esperanza o el amor en la palabra.

¡Yo creí en el engaño injertado en mi sangre desde niña!

Pero no… no hay dioses,
no hay poesía
no hay amor,
no hay salida.

EL ÚLTIMO POEMA DE MI VIDA
MARIANELA TORTÓS ALBÁN

Tenía temor de escribir este poema
porque con él quizá cerraría
la dicha de este tiempo.

Pero tuve más temor de no escribir
e irme a dormir sin hacerle el amor
a un verso último de hastío.

He hecho todos los hechizos,
mas la alquimia misma
consumió mi fuerza.

Ya no estoy ni en el revés de mi sombra
y vivo aguijoneada en todos los costados,
moribundeando en las calles
y cayendo en cada caño del olvido.

La vida no fue fácil,
y esto es un lugar común
que asfixia cada noche como esta
en que los cerrojos mueren.

Yo no fui fácil,
siempre abusé de la perfección
en los versos que tejí y tejí
como una loca amarrada a la locura.

Nada… nada se dio fácil
en el aluvión gris de mis abriles.

Por eso, antes de dormir,
hoy dejo parido este poema
con el último suicidio de mi vida.

PARA LA PRÓXIMA
MARIANELA TORTÓS ALBÁN

Solo una vez subí al tren
y desde allí vi tanto la vida que surgía
que me asusté y no subí nunca más,
no sé bien si para no sufrir la sangre
de los que viven a lo largo del camino
o más bien si para que el ocaso
no borrara de mis ojos el tiempo de la ruta.

Cuando vuelva a subir al tren
llevaré un abrigo grueso
y un cojín verde relleno de sonrisas,
poca comida
y algún cuaderno por si se antoja la poesía.

MARIANELA TORTÓS ALBÁN
Nació el 13 de abril de 1967 en San José de Costa Rica. Secretaria, Técnica en Administración de Empresas, y Técnica en Salud y Seguridad Ocupacional de profesión.   Ha publicado: Cuadernillo de poemas, La llama triple y Árbol de tus manos,  Mar de día – Mar de noche, Mas siempre Mar (2016).
Participó en siete ocasiones del Encuentro Mujeres Poetas en el País de las Nubes en Oaxaca, México.
Ha promovido y colaborado en la promoción de intercambios poéticos nacionales e internacionales, incluyendo el Encuentro Internacional “Poetisas en Paraíso” realizado en Paraíso de Cartago en julio de 1999, con la participación de poetas de siete países.
Ha participado en los talleres literarios Círculo de Poetas Costarricenses dirigido por el poeta Laureano Albán; Poiesis, dirigido por el poeta Ronald Bonilla; y actualmente es miembro del Comité Ejecutivo del Portal Literario Hojas sin Tiempo, dirigido por la poeta Leda García.
Sus poemas han sido publicados en variadas antologías y revistas de Costa Rica, México, Argentina, Brasil, Nicaragua y España (Opera Prima).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s