Edilberto González Trejos: “Los dictados del ornitorrinco”

“En su libro hay muchas cosas valiosas. Pero caveat emptor.”

George Steiner

Hay libros de tapa dura y hay libros de cara dura.
Nada está escrito en piedra. Excepto los petroglifos.

Paradoja

I.
Su capacidad de asombro era infinita. Detestaba las sorpresas.

II.
No creía en la magia. Su asombro nunca terminaba.

El viejo ciego criaba cuervos. No tenía nada que perder.

NO es una protesta. Es un FLASHMOB.

NO es un piqueteo. Es un PERFORMANCE.

NO es una arenga. Es sólo SPOKEN WORD.

Comandante Superestrella: virus a imagen y semejanza del símbolo.

Twitter, el hilo de Ariadna. Facebook, el pan de Hansel y Gretel.

Pocos saben el rastro que dejan, de dónde vienen y hacia dónde regresan.

Laberinto o selva, una bestia menor somos. Perdidos, vulnerables.

Ariadna no pintaba grafitis ni tenía Instagram.

Panamá la nueva:

Soñar con la ciudad post-apocalíptica, edificios vacíos, hoyos que fueron calles, suburbios comidos por la selva, cementerios desbordados.
Soñar tu paseo en un busito Hiace pirata que luego se vuelve diablo rojo, en ruta de taxi colectivo, repartiendo gente entre el lodo y las veredas.
Sobrevivían, en locales heroicos, galerías con fachada de farmacia, librerías con fachada de cabaret, carros viejos, caminos reales entre las palmas reales y el nance. Lodo y piedra. Pero sacábamos libros en esa ciudad.

Avicena el bolo

Por sus apologías los conoceréis.

El Alma es una trilogía imperfecta en busca del eslabón perdido.

Muchos profetas dando vueltas en torno a una misma profecía y ninguno ve el Alma.

Demasiada parafernalia, poco conocimiento. Como consecuencia, rituales vacíos. Una vida en torno a rituales vacíos.

Hay zombis entre el incienso.

Hallowed be thy name

Al final, todo es alegoría, mito y por qué no, diversión.

Desenterrar nuestros huesos. Hablarle a la máscara como quien le habla a su cráneo.

***

Volver a ponerse la máscara pasado el Halloween.

***

Espectros, huesos, eso que no queremos mostrar y sin lo cual no somos.

Santificada sea tu Lumbre.

Fraterna

Lo que hubiera aprendido Caín de Rómulo.

Siempre oímos de la gloria de Rómulo y del desprecio a Caín. Rómulo como un héroe, un prócer. Caín, un villano, un despreciable.

Remo debió contratar al relacionista público de Abel.

El relacionista público de Abel apareció siglos después en la llanura del Lacio. Allí conoció a Rómulo: You are hired!

Luperca lo supo siempre, más por loba que por madre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s