Diana Espinal: “Hoy hizo erupción un búfalo de fauces cobrizas”

Selección del libro: Reiteración de Cornisas de la escritora Diana A. Espinal Meza

Capítulo 2: Mujer.

32.

Marta.

Algunos dicen

que fuiste faro desviado a los desiertos.

Algunas dicen

que cortaron tus manos y  que danzaron los coyotes.

Algunos dicen

que fue tanta tu desesperación que giró a 90° la magnolia abismal de tus pupilas.

Algunas dicen que tus gestos lengüetearon como pabellón encendido a media asta.

Hoy cenamos rabia.

Masticamos vacío.

Mientras las hormigas devoran la ausencia que no aplaude.

38.

Las quemadas

adoptaron la postura del desamparo y la desventura.

Las quemadas no alcanzaron a pronunciar la última palabra

pero el gesto lo dijo todo.

Las quemadas

volverán de entre las llamas y persignarán hormigas.

Interceptarán ocasos y entre lápidas de agua dirán

Rufián

Truhan

Canalla.

39.

Y ¿Qué fue de la mujer extraviada?

Su fotografía está clavada en cada hueco del ansia

dicen que la vieron por última vez dándole de comer a las tortugas

que bañaba temblores

que trenzaba escritorios y que en sus bolsas guardaba tres iguanas.

Esa mujer extraviada

tenía por ojos piedras pómez

por boca andamios

por nariz barriletes.

Esa mujer extraviada está cauterizada de lunas y aunque llore cazuelas y sople persianas

ella es ella y tiene hipo de pez puerto y espada.

Ella no apareció.

A lo lejos se escuchó un grito desgarrador.

Dicen que se la comieron los vidrios.

Capítulo 3: Golpe de Estado militar en Honduras. (28 de junio de 2009)

57.

Lázaro se levanta.

Hoy hizo erupción un búfalo de fauces cuadradas.

Hoy pide ser amamantado el siglo XXI

enjambres de botas y un estado inaceptable de trombas

ofrendan trampas al viento.

Hoy hizo erupción un búfalo de fauces cobrizas.

En la cara llevaba un antifaz de cáncer que ahuyentaba los reflejos, las oportunidades, la estación de los espejos.

Hoy pide ser amamantado el siglo XXI

Se levantó Lázaro con su ropaje de hormigas

Alguien saca sus viejas cuentas de vidrio molidos…

Alguien coagula chillidos de bisagras.

En la despensa del miedo hay hemorragias que violan sueños.

61.

Honduras

Hay que abrir el frasco para que no pese el olvido

Y para no caer en emboscadas.

En Honduras

Los herederos del hambre enarbolan tinta de piojo, escriben pan y agua

Mientras los verdugos

Comulgan con balas

Estadillos de venas

Cuerpos encostalados.

En Honduras hay sabor a cataclismo

Desgracia con  hedor a muela picada.

En Honduras

Los pájaros vuelan de otra manera, sentados en un baúl y con un antifaz de infamia,

hacen su coreografía de cicatrices y caen como baratijas.

64.

A  Ciudad Juárez. (Primeras sensaciones)

Ciudad Juárez

Es inamovible soledad ruleta rusa

Tiene envejecidas las aceras, los gruñidos y retoñan en las esquinas los chalecos antibalas.

Es sangre, espiral y lamento.

Es grafiti y punzón de fuego que se engulle en arqueadas andanzas de anzuelo.

Huele a piedad y condena

Se alimenta de desasosiegos y de anestesia.

Todos los días se cosifica la existencia en Ciudad Juárez.

Diana Annabell Espinal Meza, 1964. Tegucigalpa, Honduras.Radicada en Ciudad Juárez, Chihuahua. México.Autora de los Poemarios: Eclipse de Agujas. (2000) Tegucigalpa, Honduras.Tras Los Hilos. (2004) Tegucigalpa, Honduras.Del Ladrido del Sombrero a la Escama del Sol. (2007) Tegucigalpa, Honduras.Reiteración de Cornisas. (Registrado en Ciudad Juárez. Chihuahua. México.) 2015. Mutatio. (Inédito).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s